El centro | La Quiropráctica | ¿Qué hace el quiropráctico? | Beneficios | La Quiropráctica es para todos | Testimonios

• Contacto
 

La Quiropráctica


La Quiropráctica es la ciencia que se dedica a estudiar los trastornos de la columna vertebral y el sistema nervioso, y cómo éstos pueden afectar a la salud de nuestro cuerpo.

Para poder ejercer es imprescindible tener la Licenciatura en Quiropráctica, que se obtiene al finalizar la formación universitaria pertinente (de entre 5 y 7 años de duración según el país).

La Quiropráctica no trata síntomas sino que busca y corrige la raíz del problema: las subluxaciones vertebrales (pequeños desplazamientos de las vértebras).


¿Por qué se producen las subluxaciones?

A lo largo de nuestra vida sufrimos caídas, accidentes, adoptamos malas posturas, comemos con prisas, podemos tener tensiones en el trabajo, preocupaciones,
... todo este estrés físico, químico y emocional puede provocar pequeños desplazamientos de las vértebras y en consecuencia afectar a nuestra columna y al sistema nervioso.

La mayoría de nosotros, no somos conscientes de ello porqué aunque algunos desplazamientos pueden ser dolorosos, la gran mayoría son imperceptibles e indoloros.



 

¿Cómo nos afecta esto a nuestra salud?


El sistema nervioso está formado por el cerebro, la médula y las ramificaciones nerviosas que llevan la información del cerebro a cada una de las partes de nuestro cuerpo. Es el encargado de regular, dirigir y coordinar todas las funciones de nuestro organismo.

Cuando una vértebra se desplaza los nervios que pasan a través de ella quedan oprimidos y esto provoca una interferencia en la transmisión de los mensajes nerviosos entre el cerebro y el resto del cuerpo. Esta situación altera el buen funcionamiento de nuestro organismo y con el tiempo nuestra salud y bienestar se ven afectados.



Nota informativa:


La Quiropráctica, a pesar de estar reconocida como profesión sanitaria por la Organización Mundial de la Salud (OMS), y tener carácter sanitario en la mayoría de los países desarrollados del mundo, entre ellos muchos países europeos como Reino Unido, Francia, Portugal, Italia, Dinamarca o Suiza, y en algunos de ellos con reconocimiento de profesión sanitaria de salud básica, no ha sido objeto de regulación expresa en España. Desde la Asociación Española de Quiroprácticos (AEQ) se ha solicitado ante las Cortes y los Ministerios competentes en materia de Sanidad y Educación que el Parlamento impulse el proceso legislativo que reconozca el carácter sanitario y la sustantividad propia de la profesión quiropráctica . En los países que cuentan con regulación legal, la licenciatura en Quiropráctica se obtiene al finalizar los programas educativos de 5 o 6 años. Dos instituciones españolas, el Real Centro Universitario María Cristina de Madrid (UCR) y el Barcelona College of Chiropractic (BCC), ofrecen títulos propios, de cinco años de duración para la formación y el ejercicio de la quiropráctica. Estos títulos cumplen todos los estándares de calidad y excelencia que exige el Consejo de Educación Quiropráctica Europeo (ECCE), y paradójicamente, los titulados españoles podrán ejercer como profesionales sanitarios en otros países como Estados Unidos, Francia o Inglaterra.